• Basic
  • Standard Compliant Channels
  • $50
  • Completely synergize resource taxing relationships via premier market
  • 1 GB of space
  • Support at $25/hour
  • Sign Up
  • Premium
  • Standard Compliant Channels
  • $100
  • Completely synergize resource taxing relationships via premier market
  • 10 GB of space
  • Support at $15/hour
  • Sign Up
  • Platinum
  • Standard Compliant Channels
  • $250
  • Completely synergize resource taxing relationships via premier market
  • 30 GB of space
  • Support at $5/hour
  • Sign Up

Nature Vincit 

Edward Shaw

Santiago  -  julio 2009

 

Pilar se apropia de pedazos de árboles que encuentra en los bosques, sobre las orillas de los ríos, en su propio jardín de delicias: la rama de un arbusto a la cual el viento ha hecho lo suyo, tajadas de troncos que no pueden esconder su edad... Toma estos fragmentos inanimados, cada uno escondiendo una individualidad propia, y con un gesto imparte la vida, renovando el flujo de savia, el florecimiento de un capullo, la formación de una hoja. Aquí está el leitmotiv de su arte. La creación es por supuesto re-creación, porque, todo dicho, es parte de un proceso progresivo.

Los títulos de sus obras revelan su intención: alterna entre lo práctico y lo posible, el magnetismo de la sabiduría eterna y el atractivo de lo cotidiano. Sea ‘Voz de génesis’, ‘Eclosión’, ‘Origen del mundo’ o ‘Danza elíptica’, su propósito multi-direccional es claro. Ella está aquí para crear conexiones, atar nudos en rígidas tiras de madera sin savia que en sus manos vuelven a recuperar su flexibilidad.  

Pilar envuelve el caos de la muerte y la destrucción en un abrazo feroz, un apretón que arma el escenario para crear lo que solemos llamar una obra de arte. ‘El arte no debe ser trabajo’ es la primera cosa que Pilar nos diría, mientras uno la observa deslizarse por su taller, como un colibrí, revoloteando  de creación en creación,  obedeciendo al implacable instinto. Aquí ella crea un cuerpo de obra con el poder del juego, dejando que sus materiales encuentren su propia armonía. Es más director de una orquesta sinfónica que artesano, aunque es maestra en sacar el jugo de sus árboles. Lo hace con intensión, con convicción: la convicción de que el caos es tan válido como fuerza generadora que el orden, y el casamiento de los dos, genera la armonía y da luz a un indicio de la verdad.